En plena Pandemia por Covid-19, parece que temas como el reciclaje y la economía circular pasaran a segundo plano, sin embargo los esfuerzos del Ministerio también están apuntados hacia ese camino, porque entendemos la acción climática como un todo, donde las prácticas medioambientales tienen que ver más con una decisión de vida sustentable global e integral, que con una serie de temas encasillados que propenden a la mejora de las condiciones por separado, por eso, la calidad del aire, el manejo de residuos y el resguardo de nuestra biodiversidad van de la mano y dependen cada una de la otra y ¡por supuesto! de nosotros.