El Programa Huella Chile del Ministerio del Medio Ambiente, que incentiva a entidades a disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero, sobrepasó recién hace un par de semanas, la barrera de mil organizaciones inscritas, luego de seis años de ejecución. No obstante, han aparecido nuevas alternativas de cuantificación, mientras también se están masificando las de compensación.

¿Todos emitimos gases de efecto invernadero?, ¿cómo se miden estos gases a nivel institucional y de países? y ¿qué dimensiones son consideradas cuando éstas se miden?, son algunas de las claves que entrega Reynaldo Cabezas, jefe de la Oficina de Ingeniería para la Sustentabilidad de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM).

El escenario ambiental actual está viviendo una urgencia de la que, aun cuando nos estamos haciendo cargo, las expectativas versus realidad demuestran que los esfuerzos todavía no son suficientes para alcanzar las metas establecidas por los líderes mundiales.